Vegetales crudos

Cuerpo extraño

Uno de los cuerpos extraños más comunes, las zanahorias crudas, nunca deben usarse como pacificadores o para calmar las molestias de la dentición. Cocinar y cortar las zanahorias reduce muchísimo el riesgo de atoramiento.

El apio o el brócoli también pueden ser peligrosos.

Las arvejas edamame, cocinadas al vapor antes de servirse, también pueden ser inhaladas a la laringe y atorarse entre las cuerdas vocales.

¡¿Sabías qué?!

El 95% de las muertes por atoramiento ocurren en el ambiente del hogar.[Ref:1]