Polvos y líquidos cáusticos

Cuerpo extraño

Cuando son ingeridos, los álcalis queman el tracto digestivo y a veces porciones de la vía aérea (especialmente por encima de las cuerdas vocales). Esto puede llevar a obstrucción del tracto aerodigestivo y a severa infección del tórax.

Muchos limpiadores de uso casero contienen álcalis (opuestos a los ácidos). Polvos, geles y líquidos de lavandería y lavaplatos, productos para alisar el cabello, cápsulas de amoníaco (sales de olor) y baterías de disco deben ser mantenidas fuera del alcance de los niños pequeños.[Ref:15][Ref:16]

Cuando pequeñas porciones de detergentes o lavaplatos son empacadas en cápsulas individuales (envolturas plásticas del tamaño de un marshmallow), o «pods», podrían causar obstrucción completa de la vía aérea (antes de causar la quemadura interna).[Ref:41]

Hace más de 100 años, el Doctor Chevalier Jackson inició una lucha de décadas con el Congreso de los EEUU para pasar en 1927 la ley federal de etiquetamiento de envenenamiento por cáusticos. Como resultado, Destapa-tuberías y muchas otras (pero no todos) sustancias alcalinas tienen un sello de advertencia de un “cráneo con huesos cruzados”.

Si no es claro por lo pequeño, una advertencia de «mantener fuera del alcance de niños pequeños» es tan efectiva como la señal de «cráneo y huesos cruzados».

¡¿Sabías qué?!

El 95% de las muertes por atoramiento ocurren en el ambiente del hogar.[Ref:1]

Referencias