Espinas de pescado

Cuerpo extraño

Las espinas de pescado son los cuerpos extraños que más frecuentemente se alojan en el tracto digestivo. Antes de comer pescado, retire la mayor cantidad posible de espinas. Revise con la lengua cada bocado antes de tragarlo. Lo mismo aplica al comer sopa de aves, que contienen pedazos de pollo cortados, con huesos adentro.

Cuando una espina o un hueso se atora en el tracto digestivo, causa un dolor agudo en el sitio donde se aloja; el dolor puede irradiarse al oído del mismo lado, cada vez que se traga. Si el dolor cede después de unas pocas horas, probablemente solo causó un rasguño. Si el dolor persiste, debe acudir de inmediato a la Sala de Emergencias.

En el siguiente reporte de noticias, verá un muy raro caso, que pudo haber sido prevenido si el paciente hubiera visitado la Sala de Emergencias más temprano.

Esta no ha sido la primera vez que una espina ha encontrado el camino para penetrar al pulmón o al corazón, después de meses o años.

A través de los milenios, las espinas de pescado han matado incontables personas. Aquí están algunos reportes históricos que han sobrevivido.

1. El Doctor Chevalier Jackson pensó en este pasaje, tomado de la historia antigua:

Aquel, sobre la pira
… rió, amó y vivió y gustó de la vida.
Luego vino – ¿quién sabe?…
La mordida de una serpiente, media espada de acero iracundo,
Un escalofrío, una espina de pescado, la caída de una loza,
Y así acabó la vida y el hombre está muerto.

– de «Luz de Asia», libro III, por Edward Arnold, publicado en 1879. El timonel de carruaje habla con el histórico Buda, Príncipe Gautama (563-483 A.C.) al testificar una cremación ceremonial.

2. En el siglo IV D.C., San Blas, médico Armenio que después se convirtió en Obispo, aparentemente le salvó la vida a un niño que se había atorado con una espina de pescado.

¡¿Sabías qué?!

Por cada muerte relacionada con atoramiento, un estimado de 110 niños son tratados en Departamentos de Emergencias por eventos no fatales.[Ref:43]