Dulces duros

Cuerpo extraño

Los «rompemandíbulas» y otros dulces duros y esféricos (como bombones, gotas para tos o chupetas esféricas) pueden ser letales si se inhalan (entre o por debajo de las cuerdas vocales); o si son tragados (por compresión de la vía aérea por detrás). Las chupetas o colombinas planas son más seguras.

En los Estados Unidos, las dulces duros son una de las principales causas de atoramiento.[Ref:1]

Las gomas de mascar suaves también son un riesgo de atoramiento, pero es menos probable que causen la muerte.

¡¿Sabías qué?!

En la Unión Europea, cada año, 50.000 niños (14 años o menores) sufren un episodio de atoramiento.[Ref:34]