Tratamiento inmediato

La mayoría de casos de atoramiento no causan obstrucción completa de la vía aérea y por lo tanto no requieren la maniobra de Heimlich.

Si la víctima de atoramiento puede toser, hablar y respirar, aunque la respiración sea algo ruidosa, no es necesario intervenir inmediatamente.

De todas maneras, es muy importante acudir de inmediato a la Sala de Emergencias, para estar seguro de que nada quede alojado en la vía aérea o en el tracto digestivo.

Maniobra de Heimlich

Lo más importante que se debe saber acerca de esta maniobra es CUÁNDO realizarla.

La maniobra de Heimlich está indicada SOLAMENTE si hay obstrucción COMPLETA de la vía aérea. (la víctima es incapaz de toser, hablar o respirar y se torna cianótico, azul o morado).

Lo siguiente por saber es CÓMO aplicar la maniobra.

Para estar seguro, tome un curso de salvavidas o un curso de niñera, donde pueda practicar las técnicas más actualizadas en maniquís.
Para encontrar tales cursos, le sugerimos que haga una búsqueda en Google de «St. John’s Ambulance» o «Cruz roja».

Sabiendo cómo hacer las variaciones de la maniobra de Heimlich (para adultos, niños y bebés) disminuirá la posibilidad de fracturar las costillas o de romper el hígado o el bazo de alguien.

La maniobra de Heimlich es actualmente sobreusada. Con buenas intenciones, es frecuentemente usada cuando la víctima de atoramiento aun puede hablar y/o toser, aunque tenga la cara roja.

¡¿Sabías qué?!

Atoramiento y sofocación son responsables de casi el 40% de las lesiones no intencionales en niños menores de un año en Canada.[Ref:3]