Hélice de juguete en nasofaringe

Caso de extracción

Esta hélice de un avión de un «huevo sorpresa kinder», estuvo a punto de ser tragada por un bebé. Después de pujar un poco, la devolvió a la garganta y finalmente se atoró en la nasofaringe, detrás del paladar blando.

Por el riesgo de atoramiento, los «huevos sorpresa kinder» han sido prohibidos en los Estados Unidos.[Ref:20]

¡¿Sabías qué?!

En la Unión Europea, cada año, mueren 400 niños (14 años o menores) por atoramiento.[Ref:34]

Referencias