Tapas de bolígrafos y otras partes pequeñas

Caso de extracción

Morder la tapa de un bolígrafo o meter otras pequeñas partes de un lápiz o lapicero en la boca puede ser peligroso. Especialmente si estás inclinándote hacia atrás en una silla y debes tomar aire repentinamente.

Agarrar un plástico en el bronquio puede ser fácil, pero sacarlo entre las cuerdas vocales puede ser muy difícil. En este video, la tapa plástica de un bolígrafo es removida del bronquio de un preadolescente.

Las partes metálicas de un bolígrafo pueden enclavarse tan profundamente en un bronquio inflamado, que puede ser necesaria una cirugía externa para retirarlo. (toracotomía o broncotomía)

Un silbato miniatura sin su anillo puede ser fácilmente aspirado y producir síntomas similares.

La imagen final revela un resorte de un bolígrafo alojado en el bronquio fuente derecho de un bebé.

Video de extracción

¡¿Sabías qué?!

En la Unión Europea, cada año, 2.000 niños (14 años o menores) se atoran con un juguete.[Ref:34]