¿Quién está en riesgo?

¡Todos lo estamos!

Aunque la mayoría de los atoramientos ocurren en niños pequeños o en adultos mayores, nadie está exento de atorarse, ni siquiera un adulto joven saludable.

Tragar o deglutir es una función compleja que no sabemos apreciar. Una respiración profunda repentina y un cuerpo extraño puede inhalarse.

Por usted, su familia, sus amigos, su comunidad, aprenda sobre prevención de atoramiento y tome un curso de primeros auxilios.

Un momento de cuidado puede salvar una vida.

¡¿Sabías qué?!

En 2011, un reporte del Consejo Nacional de Seguridad de los EEUU sostuvo que eventos de atoramiento causaron 4.500 muertes (en todas las edades) en los Estados Unidos en el año 2009.[Ref:1819]

Referencias