Acerca de

En 1923, El Doctor Chevalier Jackson publicó “Qué se mete su niño en la boca?” en Hygeia (Una nueva revista de salud familiar que llegaría a ser muy utilizada por los profesores en las escuelas). El artículo del Doctor Jackson fue un muy serio intento por informar a los cuidadores sobre los riesgos y prevención de atoramiento. Cuatro años después, el Doctor Jackson vio los frutos de décadas de trabajo, insistiendo ante el Congreso de Los Estados Unidos, cuando finalmente se aprobó la ley federal de etiquetamiento de envenenamiento por cáusticos.

Desde entonces, mucho se ha hecho, alrededor del mundo, para aumentar la concientización del público acerca de los riesgos de atoramiento y mejorar la seguridad de los bienes de consumo (así como el diagnóstico y tratamiento de los cuerpos extraños en el tracto aerodigestivo), reduciendo así, pero no tanto como para eliminar la morbilidad y mortalidad por atoramiento.

Hoy, la mayoría de padres cuyos hijos se han recuperado de un episodio de atoramiento, declaran que “no tenían idea” de que el cuerpo extraño representara un riesgo de atoramiento. En contraste, algunas familias tienen estrategias de prevención de atoramiento profundamente embebidas en su cultura y rutinas diarias — usualmente porque un miembro mayor de la familia vivió para contar su propio incidente de atoramiento.

En décadas recientes, los dos únicos estudios de salud pública que mostraron claro beneficio, en términos de reducción de incidencia de atoramiento, fueron conducidos en Israel y Creta. En ambos estudios, las estrategias educacionales compartían ciertas características: Profesiones médicas contaban historias de la vida real acerca de lesiones por atoramiento y su tratamiento, así como estrategias de prevención, en persona, a familias enteras en centros educativos (escuelas y unidades locales de salud).[Ref:1106][Ref:1107][Ref:1053][Ref:1008]

Recientemente, se ha descubierto que bajo supervisión adecuada, niños tan jóvenes como de 10 años, son capaces de adquirir principios básicos de fisiopatología y prevención de atoramiento (sea que la educación sea conducida por un profesional de la salud, personalmente o electrónicamente).[Ref:1378] Aun más,desde 2007, al menos seis preadolescentes en Norte América (tan jóvenes como de siete años) han sido reportados por haber salvado la vida de otra persona usando la maniobra de Heimlich. Por favor ver: Atoramiento en las noticias.

Los bomberos tienen suficientes recursos para enseñar regularmente seguridad con el fuego a los niños en las escuelas. Tristemente, accidentes de atoramiento causan al menos tanta morbilidad y mortalidad en niños como el fuego; de todas maneras, los otorrinolaringólogos (especialistas en oídos, nariz y garganta) no pueden igualar en número a los bomberos.

Este sitio web es un intento serio de proveer un similar (pero potencialmente global) servicio educacional para niños en las escuelas y para los adultos que cuidan de ellos. Tomando algo de Benjamin Franklin, ojalá que una onza de prevención de atoramiento, se convierta en una onza de cura.

¡¿Sabías qué?!

En 2011, un reporte del Consejo Nacional de Seguridad de los EEUU sostuvo que eventos de atoramiento causaron 4.500 muertes (en todas las edades) en los Estados Unidos en el año 2009.[Ref:1819]

Referencias